Comisión Archivo RAMUCH

Cerro Mohai (4368 msnm) – Mayo 2019

28 agosto, 2018 Comentarios desactivados en Sierra San Ramón Integral 2018 (Relato) ALTA MONTAÑA, MONTAÑISMO, NOVEDADES, Relatos

Sierra San Ramón Integral 2018 (Relato)

Salida Deportiva RAMUCH

14 al 16 de Julio

Relato: Martina M. V.

Cordadas: Cata-Martina; Gastón-Rodrigo; Pablo-Rodrigo; Seba-Lala; Vale-Pancho

Día 1

Comenzamos la ascensión al Cerro Provincia por la entrada de San Carlos de Apoquindo. El punto de encuentro fue el estadio de la Universidad Católica. Integrantes de la travesía San Ramón Manzano (6 personas) y de la travesía integral (10 personas). Una vez todos y todas reunid@s, nos dirigimos a la entrada del sendero.

Eran cercanos a las 9 de la mañana cuando empezamos a ascender el Cerro Provincia. La ascensión se llevo a cabo sin problemas y durante este primer día caminamos ambos grupos juntos. La cordada de Catalina y Martina abrieron el camino y Rodrigo y Gastón cerraban.

Paramos no mucho después a desabrigarnos y hecharnos bloqueador, el cielo prometía ser un día soleado y caluroso. Ya todos y todas list@s retomamos la caminata y seguimos hasta el alto del naranjo, deteniendonos cada cierto tiempo para no desarmar tanto el grupo.

En el alto del Naranjo nos encontramos con un perro, más parecido a un oso que perro, caminando entre la gente. Se llamaba “Yogui” según su placa y se quedó con nosotres mientras almorzamos y esperábamos a que se reuniera el grupo. Nadie tenía claro si venía con algún otro grupo o era un perro de las montañas. Más tarde resolveríamos el caso llamando a los papás de yogui quienes explicaron que el sale solo a pasear a la montaña los fines de semana y lo van a buscar cuando los guardias del parque los llaman diciendo que estaba su perro en la entrada del parque.

El grupo iba a paso firme, con algunas diferencias en la marcha pero a buen ritmo. Llegamos al Cerro Provincia (2750 msnm) casi atardeciendo y armamos nuestras carpas sin mayor dificultad. Nos llamó la atención el gran número de carpas ya cuando llegamos, pero no era una sorpresa ya que en el camino vimos a muchos grupos subir… y siguieron llegando después.

Acordamos que al día siguiente avanzaríamos separados los grupos del Manzano e Integral, pero aún así comunicaríamos por radios.

Nos fuimos a dormir, no sin antes admirar los fuegos artificiales desde las canchas de ski, que tenían preparados para nuestra llegada.

 

Día 2

Nosotr@s salimos del campamento a las 8:30 para comenzar con la caminata. La mayor parte de este sendero es por el filo que recorre la sierra. Comenzó la caminata con un descenso de nieve bastante agradable para caminar, y luego subimos en dirección sur por el costado oeste del cerro Tambor, próximo a ser nuestra segunda cumbre. Durante todo el camino fuimos haciendo pequeñas paradas para mantener a l@s integrantes del grupo Manzano dentro del campo visual, ya que había momentos en que la ruta no estaba del todo clara. Una de ellas la subida a la falsa cumbre.

Seguimos por el filo hasta llegar a la cumbre del cerro Tambor (2893 msnm), desde donde se alcanzaba una bellísima vista de la cordillera. Y se veía claramente el camino que nos llevaría a nuestro objetivo del día, el cerro San Ramón. Aquí decidimos esperar para reunirnos con el grupo Manzano, almorzar algo y aprender con Gastón los nombres de algunos de los muchos cerros que se podían ver desde esta cumbre y algunos que ya nos habían acompañado durante el transcurso de lo que llevábamos de la travesía.

Retomamos el descenso por el filo y seguimos el sendero rodeando laderas nevadas y con el sol acompañándonos en todo momento. Después de unas dos horas ya podíamos ver la cumbre del san Ramón, el sendero seguía bordeando laderas blancas y hubo algunas subidas más pronunciadas. El último tramo casi no tenía pendiente y ya se empezaba a divisar el campamento y el domo del san Ramón.

Finalmente llegamos a la zona de campamento y fueron llegando también l@s del grupo Manzano. A diferencia de la tarde anterior, este día tuvimos dificultad para armar las carpas. El viento soplaba muy fuerte y cualquier movimiento en falso podía romper o volar la carpa. Incluso tuvieron que quitar la nieve al lado del domo para resguardar una carpa muy alta para el viento que había. Sumándole a esto que la tierra era muy dura como para clavar las estacas comunes. Demoramos un poco más pero el campamento ya estaba armado, y en el momento perfecto para alcanzar a ver la puesta de sol en el San Ramón. Dejamos nuestras cosas en las carpas, nos abrigamos y partimos tod@s a la cumbre del San Ramón (3253 msnm). Fueron unos 30 o 40 minutos lo que nos demoramos en llegar. El paisaje era bellísimo, se veía lo que sería Santiago de no ser por las nubes, la cordillera, ya de colores rosados y naranjos por el pronto atardecer. Y también el filo que debíamos seguir a la mañana siguiente. Sacamos fotos con y del paisaje y nos sentamos (bien pegadit@s para pasar el frío) a esperar la puesta de sol.

Ya sin el calor del sol la cosa se empezó a enfriar y bajamos al campamento a descansar.

Debido al viento de esa noche. Y dado que lo que se venía al día siguiente era lo más expuesto del filo. Acordamos decidir en la mañana si es que seguíamos la ruta integral o bien bajábamos por el Manzano.

 

Día 3

Después de una noche muy ventosa. A las 5 am Gastón ya estaba levantado rondando las carpas preguntando si estábamos despiertos y listos para empezar a levantarnos. Aún había viento, no como el de la noche anterior, pero el suficiente como para no escuchar lo que decían en la carpa vecina. Finalmente decidimos continuar con la sierra integral. Nos abrigamos, nos pusimos los arneses, el equipo adecuado y comenzamos la ascensión por el San Ramón. En la cumbre del san Ramón ya estaba claro, se veía un día despejado aunque a nuestras espaldas se estuviera nublando de a poco.

Comenzamos la marcha por el filo que habíamos visto el día anterior. Pasado un rato tuvimos que salirnos del filo que estaba muy expuesto y Gastón armó un Rapel para descender. Pero salió la otra alternativa de descender desesclanado con crampones que nos pareció más conveniente a tod@s, solo Gastón bajó por el Rapel.

Continuamos el camino y retomamos nuestro querido filo. No volvimos a necesitar asegurarnos hasta un  paso de rocas, desde el que ya podíamos ver la cumbre norte del cerro Punta de Damas. El asunto estaba expuesto y una compañera, al bajarlo, se sintió insegura. Por lo que Catalina armó un pasamano asegurado a una piedra cerca suyo. Luego de armarlo el cruce fue más simple y cruzamos esta parte más difícil y expuesta de la ruta.

Acá estuvimos algo indecisos de si continuar por el filo o rodearlo, finalmente se rodeó y volvimos después de un pequeño desvío al permanente filo. Por aquí seguimos hasta alcanzar el Punta de Damas, con una última pendiente bien pronunciada casi llegando a la cumbre.

Alcanzamos la cumbre norte y sur del Punta de Damas (3149 msnm). Nuestra cuarta cumbre del fin de semana. Lala nos anotó en el libro cumbrero, nos abrazamos todos por cuarta vez, y continuamos hasta el Portezuelo a almorzar.

En el Portezuelo decidimos bajar por el Punta de Damas en vez de continuar con la ruta de la sierra integral. Esto por la hora, el cielo que parecía cerrarse y por diferentes motivaciones para bajar antes. Por lo que dejamos las 6 cumbres en 4 y comenzamos el descenso hacia Santiago.
Bajamos sin problemas y ya algo más cansados. Al llegar a la ladera del punta de Damas, en cada paso que dábamos llegaba la nieve hasta nuestras rodillas, por lo que nos vimos demasiado tentados a practicar el conocido y tan connotado deporte en montaña “potocross”. Y hasta un chico que estaba subiendo por el día se unió a nuestra idea y utilizo nuestros carriles ya armados. Cuando se acabo la nieve nos dimos cuenta que ya no podíamos recurrir a tal estrategia y nos levantamos para seguir el camino en dos piernas.

Continuamos sin parar hasta la corriente de agua, nos comimos las últimas raciones que nos quedaban y seguimos la marcha. Gastón y Pablo esperaron a que salieran todes, guardaron sus cosas y salieron para cerrar el grupo. Cuando llegamos al último portezuelo de la bajada, ya anocheciendo, esperamos a agruparnos. Pero no llegaron todes, faltaba una coordada. Notamos que se habían perdido y empezamos a gritar sus nombres, tres compañeros los fueron a buscar y luego de unos 40 minutos nos avisaron por radio que ya los habían encontrado. Nos reunimos, l@s recién llegados comieron algo, descansaron y continuamos con nuestras frontales bajando. Esta bajada no tuvo problemas. Caminamos jugando los desafíos mentales de Lala y Seba, compitiendo en dos grupos por quien lograba descifrarlos antes.

Llegamos al paradero donde tuvimos que correr a la micro. Nos subimos al metro y a la primera persona que vimos le preguntamos quien ganó el mundial que había sido justo ese fin de semana. Con la respuesta de que Francia eran los nuevos ganadores terminó esta salida.

Comments are closed.